Provenza

Le Calanques

Con sus aguas cristalinas, sus calas de arena blanca y sus acantilados de piedra caliza, el Parque Nacional de las Calanques ofrece las playas más bellas de la Provenza.
Buscar Hoteles, Apartamentos y Casas
Buscar

Un mar turquesa hasta donde alcanza la vista, arena blanca y calas bordeadas de macizos calcáreos. Este es el paisaje de postal que encierra el Parque Nacional de las Calanques.

Esta pequeña joya de la naturaleza, enclavada en el Mediterráneo, está formada por un corazón terrestre de 8.500 hectáreas y un corazón marino de 43.500 hectáreas: es un lugar de ensueño para todos los amantes de la naturaleza y del mar.

A lo largo del macizo de las Calanques, te esperan más de 25 calas impresionantes, enclavadas entre Marsella y Cassis. Este paisaje excepcional está formado por playas de guijarros y arena fina, pequeñas calas y aguas turquesas, un diamante de biodiversidad de postal.

Aquí podrás tomar el sol, bañarte en sus aguas cristalinas, explorar los fondos marinos, pasear por senderos naturales o practicar actividades acuáticas como el piragüismo.

Parque Nacional de las Calanques

Creado el 18 de abril de 2012, el Parque Nacional de las Calanques es el décimo parque nacional de Francia y el primero de Europa que es terrestre y marino a la vez. En el corazón de la Provenza costera, el parque se extiende por los municipios de Marsella, Cassis y La Ciotat. Es mundialmente conocido por sus sublimes paisajes, pero también por su notable biodiversidad y riqueza natural.

La proximidad inmediata de espacios naturales salvajes a la segunda ciudad de Francia es la característica más llamativa de esta zona.

Calanque d'En-vau

Al abrigo de una pequeña playa de guijarros enclavada entre dos acantilados, Calanque d’En-vau es un verdadero remanso de paz. Apodada La Perle des Calanques, atrae a muchos turistas en verano por sus tonos turquesa e índigo que se mezclan con la altura de los acantilados.

Es sin duda la más representada y fotografiada: es el emblema del parque. Sus líneas puras, el contraste de sus acantilados blanco-grisáceos cayendo en aguas púrpuras y turquesas son espectaculares. Aquí no hay ningún cabanón ni construcción humana: es naturaleza salvaje y virgen, animada únicamente por sus visitantes.

Esta bahía dentro de la ensenada se desarrolla en un valle de 2,5 km de largo, que se hace cada vez más escarpado a medida que te acercas al mar, hasta convertirse en un auténtico cañón entre dos paredes escarpadas. Es el resultado de una erosión lenta y muy antigua, debida a la escorrentía del agua de lluvia y de un arroyo.

Su desconcertante belleza es su justa recompensa tras alcanzarlo a pie: recuerda que aquí no hay sombra cuando el sol está en su apogeo. De primavera a otoño, es aconsejable protegerse del sol con sombrero, gafas y crema solar, y llevar agua en abundancia. En verano está muy concurrida y puede resultar abarrotada.

Calanque de Sormiou

2Calanque de Sormiou, Francia

Generalmente favorita de los turistas, la Calanque de Sormiou, además de ser la mayor calanque de Marsella, ofrece un marco paradisíaco desde el que admirar el esplendor de la ciudad.

Bordeada por montañas y vastos espacios naturales, esta bahía encierra una playa donde podrás bañarte en aguas turquesas. Se tarda aproximadamente una hora a pie desde el aparcamiento de Baumettes o desde La Cayolle por un sendero accesible a todo el mundo. Te espera un paraje de postal, donde la caliza blanca del macizo contrasta con el verde de los pinos y el turquesa de su mar cristalino.

En Sormiou hay unas casitas construidas a principios del siglo XX para guardar los barcos de pesca: los cabanons. Con el tiempo, se han convertido en populares casas de veraneo buscadas por los marselleses, a pesar de sus interiores espartanos sin electricidad.

Calanque de Morgiou

3Calanque de Morgiou, Francia

Se trata de un verdadero paraíso terrenal: la Calanque de Morgiou es una magnífica ensenada que desemboca en el Mediterráneo. Su atmósfera íntima se debe a su bahía muy profunda, perfecta para el submarinismo.

Cerca de allí, puedes visitar la ineludible Gruta Azul. Su historia también es particular. De hecho, durante la llegada del rey Luis XIII, para quien se había organizado una excursión de pesca, se excavaron escaleras en la piedra para facilitar su desembarco.

La ensenada es muy popular entre los excursionistas: el GR98-51 atraviesa el calanque y permite llegar al de Sugiton, al este, en unos 45 minutos. Este fascinante sendero tiene rocas desgastadas por el tiempo y a menudo resbaladizas: por tanto, requiere calzado de montaña y una preparación adecuada.

Un paseo fácil te lleva a Anse de la Triperie, cuyas paredes verticales son realmente impresionantes. En la punta del promontorio te espera un magnífico panorama: admirarás la sucesión de ensenadas, llamadas Devenson, y a lo lejos los acantilados rojos del cabo Canaille en Cassis. Éste es el reino de las gaviotas argénteas y los cuervos de acantilado, que aquí son menos molestados por los excursionistas.

Calanque de Sugiton

4Calanque de Sugiton, Francia

Muy cerca del Calanque de Morgiou está el Calanque de Sugiton, que alberga dos pequeñas playas de guijarros.

Superada por altos acantilados que la hacen única, esta cala ofrece un acceso rápido a la Tour d’Orient, el mirador de Sugiton, encaramado a 250 metros de altitud. Desde allí arriba, podrás admirar una vista panorámica que no te dejará indiferente.

La mejor forma de descubrir este calanque es a pie, por un sendero fácilmente accesible para todos.

Calanque de Port-Pin

5Calanque de Port Pin, Vaufrèges, 13260 Marseille, Francia (Sitio web)

Único en su género, el Calanque de Port-Pin es adecuado para familias con niños pequeños, gracias a su fácil acceso. De hecho, puedes llegar a este maravilloso lugar en sólo media hora: te espera una playa de arena y guijarros, donde el relieve rocoso salpicado de árboles se une al mar Mediterráneo.

Esta maravillosa playa de arena blanca alberga aguas cristalinas, que reflejan el azul del cielo y el verde del bosque, rodeadas de deslumbrantes rocas blancas y sombreadas por pinos. Estrecha y profunda, serpentea entre la roca y sus aguas son frescas. Port-Pin es uno de los pocos arroyos arbolados del macizo y, gracias a la presencia de sombra, es muy popular en verano.

El camino para llegar hasta allí sigue el GR98-51, que es el más fácil: es un sendero rojo y blanco que también lleva a la Calanque d’En Vau.

Tomando su nombre de los numerosos pinos carrascos que la rodean, atrae a veraneantes deseosos de disfrutar de un día de baño en las calas sin tener que afrontar una larga caminata para llegar. Con sus aguas claras y turquesas, querrás pasarte todo el día nadando.

Calanque de Callelongue

6Calanque de Callelongue, Francia

Primera cala del macizo de Marseilleveyre en dirección a Cassis, la Calanque de Callelongue está situada en el barrio de Goudes, en el extremo sureste del distrito 8 de Marsella.

Su principal característica es su ambiente de pueblo de pescadores, con sus casetas y su pequeño puerto: un verdadero oasis de paz en el fin del mundo. Ofrece a los paseantes una parada para calmar la sed, gracias a su fuente y a su bar-restaurante, donde podrás degustar deliciosos platos marselleses.

Es una de las raras ensenadas que no tiene playa: para bañarte, tendrás que descender directamente de las rocas.

Calanque de Marseilleveyre

7Calanque de Marseilleveyre, Francia

Inmediatamente después del Calanque de Callelongue está el Calanque de Marseilleveyre, con una playa de arena con pequeños guijarros, rodeada de varias cabañas y un restaurante.

Ofrece una vista impresionante del archipiélago de Riou, una visita obligada para los amantes de los paisajes salvajes. Visitable en todas las estaciones, sigue siendo un lugar ideal para bañarse en familia o con amigos.

Se puede llegar desde el puerto de Callelongue dando un paseo de 45 minutos por el sendero señalizado GR 98: llegarás a un rincón del paraíso.

Calanque de la Mounine

8Calanque de la Mounine, Francia

Sin la presencia de una playa, el Calanque de la Mounine sigue siendo un lugar predilecto para practicar snorkel y submarinismo, gracias a sus aguas cristalinas que albergan una rica fauna acuática.

Aquí podrás disfrutar de paz y recogimiento absolutos a lo largo de la estrecha y recta hendidura excavada en la blanca roca caliza.

Calanque de Figuerolles

95071 Av. Figuerolles, 13600 La Ciotat, Francia (Sitio web)

Enclavado en un paisaje a la vez rocoso y verde, el jardín de los higos , como se le llama, es un lugar idílico inmortalizado muchas veces por famosos cineastas y pintores.

Desciende los 87 peldaños de la escalera que lo separa del aparcamiento y descubre su sublime playa de guijarros: se abrirá ante ti un paisaje sobrecogedor, donde los acantilados de color ocre se sumergen maravillosamente en las aguas turquesas para deleite de tus ojos.

Ideal con amigos o en familia, también es un lugar ideal para bucear. Ponte las aletas, las máscaras y los tubos y lánzate a descubrir la riqueza de sus profundidades.

En verano, la Calanque de Figuerolles es desgraciadamente víctima de su propio éxito: es literalmente asaltada por los turistas.

Calanque de Saint-Estève

10Calanque de Saint-Estève, Francia

Situada en la isla de Ratonneau, la Calanque de Saint-Estève alberga una playa natural y aguas poco profundas ricas en biodiversidad marina. Con sus aguas turquesas y llenas de peces, es una de las más populares de la zona. En verano, los veraneantes tienen a su disposición un snack-restaurante con terraza a la sombra y aseos.

Una vez que hayas aterrizado en la isla, para llegar a ella tienes que dirigirte al Hospital Caroline, donde varias señales te indicarán el camino. Tras un paseo relativamente fácil de 20 minutos, llegarás a la Calanque de Saint-Estève.

De julio a septiembre, el Conservatorio del Litoral organiza un curso de buceo en el mar. Armado únicamente con una máscara y un tubo, este original recorrido submarino, accesible tanto a principiantes como a expertos, te permite descubrir la fauna y la flora desde el mar.

Calanque Saint-Pierre

11Calanque Saint-Pierre, Francia

Accesible sólo en barco, la Calanque Saint-Pierre cuenta con una pequeña playa de guijarros, situada justo al lado del embarcadero y del restaurante Chez Louisette.

Se encuentra al comienzo de un sendero señalizado de 2 kilómetros de longitud, que te permite dar la vuelta a la isla para descubrir las diversas ruinas con varios edificios militares, entre ellos el Fuerte Saint-Pierre, situado en el punto más alto de la Isla Verde.

Calanque De Grand Méjean

12Chem. du Tire Cul, 13820 Ensuès-la-Redonne, Francia (Sitio web)

La Calanque de Méjean, verdadero oasis de paz, está dividida en dos partes: la Pequeña Méjean y la Gran Méjean.

La primera consta de un puerto y una pequeña playa, bordeada de rocas y pinos. Grand Méjean es una bahía muy bonita, a la que se puede llegar a pie siguiendo un pequeño sendero al final del puerto.

Mapa

En el siguiente mapa puedes ver la ubicación de los principales lugares de interés de este artículo

Senderismo en las Calanques

El senderismo es, obviamente, una de las principales actividades del Parque Nacional de las Calanques. Numerosos senderos se extienden por los cuatro rincones del parque, ofreciéndote una amplia gama de actividades. Tanto si quieres hacer una larga excursión como un recorrido corto, encontrarás el circuito adecuado para ti en un entorno natural sublime para admirar los paisajes, la fauna y la flora.

Es necesario ir bien preparado. Ármate con un mapa de las Calanques o descarga la App Mes Calanques, buen calzado de senderismo, gafas de sol, gorra, al menos 1,5 litros de agua por persona, teléfono y botiquín de farmacia.

Ten en cuenta que los senderos son transitables a todos los niveles, pero la diferencia de altitud sigue siendo bastante significativa. Por tanto, te sentirás más cómodo con un poco de entrenamiento y, sobre todo, con ropa adecuada. Por último, para los senderistas más experimentados, te recordamos que puedes atravesar todo el Parque Nacional de las Calanques de Marsella a Cassis por el GR98-51 en tres días.

Te recordamos que es responsabilidad de todos practicar actividades en las calas respetando la naturaleza y las normas del parque, siguiendo los senderos señalizados y procurando, sobre todo, no dejar basura. Sólo podrás llevarte a casa fotos sublimes: recoger cualquier elemento natural está prohibido y puede ser multado.

Hoteles cerca de las Calanques

En el corazón sin salida al mar del Parque Nacional de las Calanques, hay principalmente B&B y alquileres de temporada, algunos con la etiqueta Esprit Parc. También hay residencias y hoteles en las proximidades.

La solución sin duda más cómoda es dormir en Marsella y sus alrededores y partir hacia las calanques en coche o en barco. De este modo, podrás hacer excursiones de un día a una distancia razonable. Otra base estratégica es el pequeño pueblo de Cassis, situado en el extremo opuesto del parque, o continuar un poco más hacia La Ciotat.

Buscar
Ofrecemos las mejores tarifas Si encuentra menos, le reembolsaremos la diferencia.
Cancelación gratuita La mayoría de los alojamientos le permiten cancelar sin penalización.
Asistencia telefónica h24 en español Para cualquier problema con el hotel, Booking.com lo resolverá.

Alojamientos recomendados cerca del Parque de las Calanques

Hotel
Hotel Le Golfe
Cassis - 3, Place Grand CarnotMedidas extra sanitarias
8,0Muy bien 1.869 opiniones
Reservar
Hotel
Best Western Premier Hôtel du Vieux-Port
La Ciotat - 252, quai François MitterrandMedidas extra sanitarias
8,6Fabuloso 1.772 opiniones
Reservar
Hotel
Les Jardins de Cassis
Cassis - Avenue Auguste FavierMedidas extra sanitarias
8,1Muy bien 1.549 opiniones
Reservar
Hotel
Hotel SPA Plage St Jean
La Ciotat - 30 Avenue De St JeanMedidas extra sanitarias
8,3Muy bien 1.480 opiniones
Reservar
Appart'City Confort La Ciotat
La Ciotat - 57, passage Jean d'Huart Medidas extra sanitarias
7,6Bien 1.410 opiniones
Reservar
Hotel
The Originals Boutique, Hôtel Cassitel, Cassis
Cassis - Place ClémenceauMedidas extra sanitarias
7,7Bien 1.321 opiniones
Reservar
Ver todos los alojamientos

Fechas de apertura y normas de acceso

Para preservar el frágil equilibrio del Parque Nacional de las Calanques, se imponen estrictas normas de acceso según las estaciones y las condiciones meteorológicas.

De hecho, el parque está abierto del 1 de octubre al 31 de mayo, salvo cierres excepcionales. Del 1 de junio al 30 de septiembre, el acceso al macizo está regulado por decreto debido al elevado riesgo de incendio. Un código de colores identifica las autorizaciones de entrada al macizo: verde (sin limitaciones), amarillo (acceso permitido con algunas limitaciones), naranja (acceso limitado de 06.00 a 11.00), rojo (acceso prohibido).

Límites para los coches

Sólo algunas Calanques son accesibles en coche (y sólo en determinadas épocas del año). Normalmente te acercas a la zona en transporte público y luego continúas a pie. Ten en cuenta que las plazas de aparcamiento son limitadas y que encontrarás una gran densidad de tráfico, dependiendo de la época del año.

Todos los años, la ciudad de Marsella publica decretos municipales que regulan el tráfico y el aparcamiento en las carreteras de acceso a los arroyos Sormiou, Morgiou y Callelongue. Normalmente, las carreteras están cerradas al tráfico de vehículos de 07.00 a 19.00: todos los fines de semana a partir de abril, todos los días del 1 de junio al 30 de septiembre y los días festivos de abril a mayo.

Algunas carreteras de acceso tienen normas adicionales. Por ejemplo, la carretera de Gardiole y la carretera de Cap Croisette están cerradas al tráfico motorizado todo el año. El acceso peatonal por estas carreteras sigue estando autorizado en determinadas condiciones.

Para conocer en tiempo real la viabilidad de las carreteras que conducen a las calas, te recomendamos que te descargues la App Mes Calanques, que te permitirá comprobar en todo momento las condiciones de acceso peatonal al macizo, las restricciones por riesgo de incendio y si las carreteras de acceso a las Calas están abiertas o cerradas mediante información actualizada diariamente.

Cómo llegar a las Calanques desde Marsella

El Parque Nacional de las Calanques es un espacio natural único entre Marsella, Cassis y La Ciotat. Antes de salir, infórmate muy bien sobre las condiciones meteorológicas, los posibles cierres y el equipo que debes llevar contigo.

En barco

Puedes visitar las calas en barco desde el Vieux Port de Marsella o desde Pointe Rouge.

Varias empresas ofrecen excursiones organizadas: todas tienen un permiso expedido por el Parque Nacional de las Calanques. Pequeños cruceros, canoas y kayaks, lanchas rápidas o veleros: encontrarás soluciones para todos los gustos. En verano, según la fórmula elegida, estas excursiones incluyen paradas para bañarse en las calas de aguas más tranquilas y un tentempié a bordo.

El acceso por mar también está regulado de forma muy estricta: si decides alquilar una embarcación para conducirla por tu cuenta, primero debes informarte sobre el acceso al parque por mar y comprobar siempre escrupulosamente la previsión meteorológica. El mistral y el oleaje pueden aumentar repentinamente.

En bicicleta

Hay varios operadores que ofrecen la posibilidad de explorar las Calanques en bicicleta, muscular o eléctrica, a lo largo de un itinerario de unos 35 km acompañado por un guía experto.

En coche

A continuación encontrarás indicaciones para llegar a cada Calanque en coche, ya sea propio o alquilado.

Calanque de Callelongue

Puedes llegar a la orilla del mar tomando la Corniche Kennedy y continuando recto por el pueblo de Les Goudes. Continuando por esta carretera, llegarás a la Calanque de Callelongue. Ten en cuenta que la escasez de plazas de aparcamiento y el intenso tráfico los fines de semana y en verano hacen que sea preferible el autobús.

Calanque de Sormiou

Tendrás que ir al barrio de Cayolle, donde encontrarás un aparcamiento sin vigilancia. La Calanque sólo es accesible en coche fuera de temporada y en determinadas condiciones.

Calanque de Morgiou

La Calanque sólo es accesible en coche fuera de temporada y bajo determinadas condiciones. Tendrás que llegar al barrio de Baumettes, inmediatamente después de la prisión, y continuar a pie durante 1 hora aproximadamente.

Calanque de Sugiton

El sendero comienza cerca del campus universitario de Luminy, en el distrito 9 de Marsella, justo después de la Escuela Superior de Bellas Artes y Arquitectura: el aparcamiento está enfrente. Desde aquí, hay que caminar aproximadamente 1 hora.

Ruta de las Cretas entre Cassis y La Ciotat

Del 1 de junio al 30 de septiembre, durante los días rojos, la carretera departamental D141, conocida como carretera de las crestas, está cerrada al tráfico rodado. Esto también se aplica durante fenómenos meteorológicos extraordinarios.

En transporte público

Si tienes previsto llegar al parque en transporte público, una vez que llegues a la estación terminal, deberás planificar el descenso a pie hasta el Calanque que pretendas visitar. Para ello, es imprescindible llevar calzado de senderismo, una provisión suficiente de agua y, según la estación del año, sombrero y gafas de sol.

Hacia el calanque de Callelongue

Desde la Place Castellane (líneas 1 ó 2 de metro o línea 3 de tranvía), toma el autobús nº 19 hasta la estación terminal de Madrague de Montredon: el sendero GR 98 sale de aquí.

También hay una lanzadera marítima que conecta directamente Pointe-Rouge y Goudes.

Calanque de Sormiou

Desde la rotonda del Prado (línea 2 del metro dirección Sainte-Marguerite – parada Rond-point du Prado) toma el autobús nº 23, parada La Cayolle: tendrás que caminar por la carretera para llegar al Chemin de la Calanque.

También puedes llegar en el autobús n.º 22 (por ejemplo, a Calanque de Morgiou), parada Les Ba umettes, después camina hasta el Parc des Baumettes, siguiendo la dirección Calanque de Sormiou.

Calanque de Morgiou

Desde la rotonda del Prado (línea 2 del metro en dirección a Sainte-Marguerite – parada Rond point du Prado), toma el autobús nº 22 hasta la parada Les Baumettes. Camina hasta el Parque des Baumettes y luego sigue la dirección del Calanque de Morgiou.

Calanque de Sugiton

Desde la plaza Castellane (líneas 1 ó 2 de metro o línea 3 de tranvía) o desde la rotonda del Prado (línea 2 de metro dirección Sainte Marguerite, parada Rond-point du Prado: desde aquí toma el autobús B1 ó 21 J hasta la parada Luminy PN de las Calanques.

Cómo llegar a las Calanques desde Cassis y La Ciotat

Además de Marsella, otro excelente punto de partida para visitar las calanques es el encantador pueblo de Cassis. Aquí hay una lanzadera que conecta la ciudad con la Calanque de PortMiou, y sale del gran aparcamiento de Gorguettes, fácilmente accesible desde la D559. Ten en cuenta que Port-Miou es también el punto de partida de excursiones a las Calanques Port-Pin y En-Vau.

En La Ciotat, en cambio, los aparcamientos están situados río arriba. Así es posible acceder a las calas de Figuerolles y Mugel sin entrar en el centro de La Ciotat, donde el tráfico puede ser complicado, sobre todo en verano.

El acceso al fondo de las calas de Callelongue, Sormiou y Morgiou está regulado para proteger el lugar de la masificación y facilitar la circulación de los vehículos de emergencia.

Donde esta Le Calanques

El Parque Nacional de las Calanques se extiende de Marsella a Cassis y está formado por calas y ensenadas que se pueden visitar a pie o en barco.

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Marsella: CityPass 24 horas, 48 horas o 72 horas
Marsella: CityPass 24 horas, 48 horas o 72 horas
¡La mejor forma de descubrir Marsella! Transporte público, autobuses turísticos y trenecitos, museos, cultura y actividades de ocio: en este paquete está todo incluido. Consulta los términos y condiciones.
Comprar desde 29,00 €

Lugar en los alrededores