París

Sainte-Chapelle

Obra maestra absoluta del arte gótico, la Sainte-Chapelle alberga 15 vidrieras memorables, que cuentan la historia de la Biblia en imágenes.

La Sainte-Chapelle es absolutamente una de las mayores obras maestras del arte gótico europeo, de tal impacto visual que en la Edad Media los fieles la llamaban la puerta del Paraíso.

Encargada por Luis IX para albergar su colección personal de reliquias, incluida la Santa Corona (que actualmente se encuentra en Notre-Dame), la Sainte Chapelle sigue siendo una de las atracciones imprescindibles de París.

Si tienes la suerte de visitarla en un día de sol radiante, te parecerá haber entrado en un caleidoscopio mágico: las 15 vidrieras que la rodean, elevándose 15 metros hasta el techo abovedado, crean increíbles efectos de luz y color que envuelven el interior y a los visitantes.

Las vidrieras narran 1113 escenas bíblicas utilizando todos los tonos de rojos, azules, dorados, verdes y malvas, todo ello embellecido y enriquecido con estatuas, capiteles, ornamentos, ángeles y hojas incrustadas: una verdadera obra maestra que te dejará sin aliento y sin palabras.

Puedes visitar los dos niveles de la Sainte Chapelle, el inferior destinado a los sirvientes del palacio y el superior reservado al rey y a la familia real.

Te recomendamos que visites la capilla en un buen día soleado para disfrutar plenamente de sus increíbles vidrieras y no olvides coger el folleto para seguir con detalle el desarrollo de las escenas representadas.

La Sainte-Chapelle y los tesoros de la Cristiandad

Construida en sólo siete años, entre 1241 y 1248, la Sainte-Chapelle fue encargada por el rey Luis IX para albergar la reliquia más preciada de la Cristiandad: la corona de espinas de Jesucristo. El monarca encargó a Pierre de Montreuil la construcción de una vitrina especial para conservar este tesoro de valor incalculable.

Gran aficionado a las reliquias, el rey Luis IX también añadió a su colección un fragmento de la cruz de Jesús. La capilla debía representar a los ojos de la escena internacional la influencia y el gran poder de Francia y de su monarca sobre la cristiandad occidental.

La Sainte Chapelle protegió y custodió la corona de espinas hasta la Revolución Francesa: tras varios actos de vandalismo, la reliquia fue trasladada posteriormente a la catedral de Notre-Dame, donde permaneció hasta el incendio del 15 de abril de 2019 del que, afortunadamente, se salvó.

Hoy en día, la capilla forma parte del complejo del Palacio de Justicia y su acceso está estrictamente controlado, con visitas limitadas.

Las vidrieras de la Sainte-Chapelle

La Sainte-Chapelle es una de las mayores obras maestras góticas del mundo, una maravilla absoluta que deja boquiabiertos a los turistas.

La capilla se construyó en dos niveles que reflejan las jerarquías sociales: el nivel inferior estaba dedicado al pueblo y el superior era coto exclusivo de la familia real. La capilla inferior consta de tres naves, mientras que la superior está adornada con maravillosas bóvedas, embellecidas con un espectacular tono azul con lirios dorados que recuerda los escudos de armas de los soberanos de Francia.

La verdadera maravilla de la Sainte-Chapelle son las espectaculares vidrieras que, en un día soleado, te dejarán literalmente boquiabierto. Estas obras maestras, gran ejemplo de la artesanía y el arte del vidrio, están situadas en un mágico juego de arcos y techos abovedados: cubren en su totalidad 15 ventanas de 15 metros de altura.

Estas increíbles vidrieras policromadas crean un juego de luces que se refleja en el interior de la iglesia, contribuyendo a crear una atmósfera mágica e impregnada. Con el resplandor de los rayos del sol, puedes admirar la iconografía bíblica: de hecho, las vidrieras representan 113 escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento, contando la historia del mundo hasta la llegada de las reliquias a París. Es una especie de colorida historia de la Biblia, narrada en las vidrieras como una película que fluye ante los ojos del espectador.

Tras un exhaustivo trabajo de restauración, que eliminó las manchas del tiempo y el smog, la Sainte Chapelle brilla ahora en toda su magnificencia. Ten en cuenta que el mejor momento del día para contemplar el espectáculo de las vidrieras iluminadas por el sol es a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, antes de la puesta de sol.

Entradas

Puedes comprar tu entrada en línea y saltarte las colas de la taquilla.

Cómo llegar a la Sainte-Chapelle

La Sainte-Chapelle está situada en la Isla de la Cité, en el corazón histórico de París, a dos pasos del Sena, y se puede llegar fácilmente en transporte público.

Informacion util

Dirección

10 Bd du Palais, 75001 Paris, France

Contactos

TEL: +33 1 53 40 60 80

Horario

  • Lunes: 09:00 - 19:00
  • Martes: 09:00 - 19:00
  • Miércoles: 09:00 - 19:00
  • Jueves: 09:00 - 19:00
  • Viernes: 09:00 - 19:00
  • Sábado: 09:00 - 19:00
  • Domingo: 09:00 - 19:00

Transporte

Paradas de Metro

  • Cite (135 mt)
  • Saint-Michel Notre-Dame (183 mt)
  • Chatelet Les Halles (731 mt)

Donde esta Sainte-Chapelle

Alojamientos Sainte-Chapelle
¿Buscas un alojamiento cerca de Sainte-Chapelle?
Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles cerca de Sainte-Chapelle
Ver disponibilidad

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Pase Museos París: 2, 4 ó 6 días
Pase Museos París: 2, 4 ó 6 días
Visita más de 60 de los mejores museos y monumentos de París y alrededores con un cómodo y asequible pase de museos. Explora lugares famosos, como el Louvre y Versalles, y visita el Centro Pompidou.
Comprar desde 79,00 €

Atracciones en los alrededores