París

Museo D’Orsay

El Museo de Orsay alberga una de las mayores colecciones de pintura impresionista, con obras de Monet, Van Gogh, Gauguin, Cezanne, Matisse, Degas y Renoir.

Este excepcional museo de arte francés impresionista, postimpresionista y art nouveau se encuentra en un lugar absolutamente maravilloso: la Gare d’Orsay, una obra maestra de la arquitectura art nouveau, construida para la Exposición Universal de 1900.

Para realizar el museo, se llevó a cabo un increíble trabajo de reconversión, que llevó a la antigua estación de ferrocarril a convertirse en un museo del más alto nivel.

De hecho, el Museo de Orsay alberga algunas de las obras francesas más importantes, incluidas las pinturas impresionistas más famosas.

El edificio

Situada en el corazón de París, junto al Sena, frente a los Jardines de las Tullerías, la Gare d’Or say fue diseñada por el arquitecto Victor Laoloux como terminal de línea y fue inmediatamente popular por la sinuosidad de su estructura.

Desgraciadamente, quedó obsoleta en los años 30, debido a la creciente electrificación de la red ferroviaria francesa y al pequeño tamaño de sus andenes. Más tarde se utilizó como centro de clasificación de paquetes postales durante la Segunda Guerra Mundial.

Unos años más tarde estuvo incluso en peligro de demolición, pero un proyecto de reconversión en los años 70 la devolvió a la vida como museo. De hecho, la transformación de la estación en centro museístico se confió a Renaud Bardon, Pierre Colboc y Jean-Paul Philippon, mientras que el diseño interior se encargó al arquitecto italiano Gae Aulenti.

El punto fuerte del museo reside en su espacio interior, una inmensa nave central delimitada por salas en cinco plantas: de este modo, los arquitectos han creado un vasto espacio de 17.000 m2 para la exposición de obras, que puede visitarse libremente, sin ningún orden espacial preciso.

El vestíbulo principal, todavía custodiado por el antiguo reloj de la estación, ha conservado su papel central, creando una sensación de unidad entre las distintas expresiones del arte que alberga el museo: pintura, escultura, artes decorativas, fotografía, artes gráficas y arquitectura.

Obras

El Museo de Orsay alberga obras de valor incalculable de la edad de oro del arte francés, entre 1840 y 1914. Aquí podrás admirar algunas obras maestras de los movimientos Impresionista, Postimpresionista y Art Nouveau.

Pero, ¿qué obras no debes perderte? Si tienes poco tiempo, hemos recopilado los cuadros más famosos para que los veas.

Desayuno sobre la hierba de Édouard Manet

El mayor exponente de la pintura preimpresionista, Édouard Manet, se vio abrumado por las críticas y el escándalo cuando su cuadro se presentó en el Salón de los Rechazados en 1863. Los críticos rechazaron la obra, por considerarla irreverente y escandalosa, no sólo por la presencia de una mujer desnuda en medio de hombres vestidos (el hermano del pintor y su futuro cuñado), sino también por el uso de una nueva técnica pictórica, que abandonaba los matices tradicionales para abrazar fuertes contrastes entre luces y sombras.

Baile en el Moulin de la Galette, de August Renoir

La obra más famosa de Pierre-Auguste Renoir, se convirtió rápidamente en uno de los símbolos de todo el movimiento impresionista. La obra consigue reproducir la alegre atmósfera de un alegre baile vespertino en el Moulin de la Galette, un restaurante bohemio abierto en 1870 en un antiguo molino de viento de la colina de Montmartre. Sus pinceladas rápidas y densas se convirtieron rápidamente en un sello distintivo de su arte.

Autorretrato de Vincent Van Gogh

Pintado en 1889 en Provenza, durante su reclusión en el manicomio de Saint-Rémy, el cuadro es uno de los muchos autorretratos de Vincent Van Gogh, que pretendía, mediante su técnica pictórica, ahondar desesperadamente en los meandros de su identidad, en una continua búsqueda interior.

De hecho, la obra se centra por completo en el rostro y, en particular, en la mirada, que reflejan claramente el sufrimiento del momento y una personalidad atormentada.

La clase de baile de Edgar Degas

Ésta es una de las muchas obras que Edgar Degas dedicó a las bailarinas de la Ópera de París, a la que asistía a menudo, incluso para ver la preparación de los ballets entre bastidores. Fue aquí donde nació su amor por este tema y llegó a pintar varios lienzos sobre la danza. Pronto, las bailarinas se convirtieron en su tema favorito, retomado en un número increíble de variaciones.

Noche estrellada en el Ródano de Van Gogh

Vincent Van Gogh vivió durante un tiempo en Arlés, Provenza. Una tarde de septiembre de 1888, decidió inmortalizar los reflejos de las luces de la ciudad y las estrellas en las aguas del río Ródano.

Dos mujeres tahitianas de Paul Gauguin

Esta es una de las obras más famosas del pintor francés Paul Gauguin, uno de los principales exponentes del movimiento postimpresionista.

Tras huir de la civilización occidental para refugiarse en Mataiea, en la isla de Tahití, en busca de un lugar de paz, Gauguin encontró aquí su paraíso terrenal: quedó embelesado por los colores, los olores y las apacibles gentes del lugar, que empezaron a convertirse en los únicos protagonistas de sus cuadros.

La obra representa a dos mujeres indígenas a la orilla del mar, atrapadas e inmortalizadas en el desempeño de sus actividades cotidianas.

Las amapolas de Monet

Uno de los muchos lienzos de Monet expuestos en el Museo de Orsay, Las amapolas, resume a la perfección las principales características de la pintura impresionista: los colores vivos y brillantes, la perspectiva y la técnica en plein air.

Tras mudarse en 1873 a Argenteuil, una pequeña y encantadora ciudad a orillas del Sena, el artista probó a explorar la técnica en plein air, es decir, al aire libre, para retratar paisajes brillantes y coloridos.

Lujo, Calma y Voluptuosidad de Henri Matisse

La obra fue pintada por Henri Matisse en el invierno entre 1904 y 1905, pero su génesis se remonta al verano anterior, cuando el artista estaba de vacaciones en Saint-Tropez.

La obra representa a un grupo de bañistas en la orilla del mar y toma su nombre de un famoso dístico de Charles Baudelaire, en el poema “Invitación a un viaje”.

Los jugadores de cartas de Paul Cezanne

Paul Cezanne es el máximo exponente del arte moderno, a medio camino entre el Impresionismo y las primeras vanguardias pictóricas del siglo XX, precursor del Cubismo. En esta obra, el artista quiso representar su difícil relación con su padre, que no podía aceptar la vida artística de su hijo: un juego perenne de partes y posiciones.

El Circo de Georges Seurat

Georges Seurat, considerado el padre del Puntillismo y el Divisionismo, revolucionó literalmente la pintura con sus innovadoras teorías sobre el color.

El artista, que murió con sólo 31 años, dejó esta última obra inacabada, la tercera de un tríptico dedicado a las atracciones de la sociedad moderna y los espectáculos nocturnos.

Colecciones

El Museo de Orsay es rico en obras, aunque considerablemente más pequeño que el Museo del Louvre. Aunque está bien organizado, el espacio abierto y el gran número de obras pueden darte una sensación de desorientación. De hecho, aquí encontrarás algunas de las mayores obras maestras del arte francés, reunidas en un solo lugar.

El orgullo de este museo es también que ha creado unas secciones didácticas para explicar a los visitantes el contexto histórico, político, cinematográfico y tecnológico de los periodos que abarcan las obras.

Además, nos gustaría señalar que el museo está en constante evolución, gracias a un incesante proceso de adquisiciones y cambios en la disposición de las obras.

Art Nouveau

Esta corriente artística, que se originó con el arquitecto y diseñador belga Victor Horta al estallar la Primera Guerra Mundial, se extendió por Europa muy rápidamente, invadiendo no sólo el arte tradicional, sino también el diseño, la joyería, la cristalería, la arquitectura y el mobiliario.

No te pierdas la librería de madera tallada de Rupert Carabin.

Escultura

En el interior del museo se encuentra esta notable colección de esculturas eclécticas y variadas, como La joven bailarina de 14 años de Edgar Degas, Las puertas del infierno de Auguste Rodin, La edad muerta de Camille Claudel, La danza de Carpeaux.

Pintura francesa hasta 1870

Esta colección contiene todas las obras francesas anteriores a la aparición del Impresionismo en 1870: observa a algunos de los grandes pintores impresionistas en periodos anteriores de madurez. Las obras más destacadas son La caza del león de Eugène Delacroix, La primavera de Jean-Dominiques Ingres y Olympia de Edouard Manet.

Impresionismo

Ésta es sin duda la sección más popular y visitada del museo y contiene algunas de las mayores obras maestras del arte impresionista: Monet, Pissarro, Sisley, Degas, Cèzanne, Gauguin, Van Gogh. No te pierdas Los nenúfares azules de Monet, Los campesinos bretones de Gauguin, Naturaleza muerta con manzanas y naranjas de Cèzanne y La belle Angèle de Gauguin.

Neoimpresionismo

También te encantará esta sección, que reúne un periodo artístico contemporáneo y posterior al Impresionismo: Seurat, Toulouse-Lautrec, Gauguin, Redon y Rousseau entre los artistas presentes. Busca la danza de Jane Avril de Toulouse-Lautrec, los cuadros de Pont Aven de Gauguin.

Naturalismo y Simbolismo

En esta colección se exponen obras naturalistas y simbolistas del periodo comprendido entre 1880 y 1900, con sus visiones oníricas. No te pierdas Los muelles de Cardiff de Lionel Walden, La serenidad de Henri Martin, La escuela de Platón de Delville y Noche de verano de Homer.

Entradas

Entradas con descuento a partir de las 16.30 h y los jueves a partir de las 18.00 h. Recomendamos comprar las entradas por Internet para evitar las eternas colas, sobre todo los fines de semana.

en Español
4,8 / 5
12.871 opiniones reales y verificadas
El Museo de Orsay alberga la colección nacional de Francia de obras impresionistas, postimpresionistas y art nouveau.Su majestuosa colección de elegantes obras de arte de la Belle Epoque y posteriores, junto con su hermosa ubicación dentro de una estación de tren de Bellas Artes, a orillas del Sena, lo convierten en uno de los museos más impresionantes del mundo.

Entradas combinadas

Visitas guiadas

Horarios y días de visita

El museo está abierto de martes a domingo de 09.30 a 18.00 horas. Ten en cuenta que la última entrada al museo es a las 17.00, el último acceso a las exposiciones a las 17.15 y el cierre de las salas comienza a las 17.30.

Todos los jueves hay una apertura nocturna extraordinaria hasta las 21.45 h. Último acceso al museo y a las exposiciones a las 21.00 h. y cierre de las salas a las 21.30 h.

El museo cierra los lunes, el 1 de mayo y el 25 de diciembre.

Cómo llegar

El Museo de Orsay está situado en el barrio de Saint Germain des Prés, entre el muelle Anatole France y la calle de Lille, en la orilla izquierda del Sena.

Se puede llegar cómodamente en transporte público:

Informacion util

Dirección

Esplanade Valéry Giscard d'Estaing, 75007 Paris, Francia

Contactos

TEL: +33 1 40 49 48 14

Horario

  • Lunes: Cerrado
  • Martes: 9:30 - 18:00
  • Miércoles: 9:30 - 18:00
  • Jueves: 9:30 - 21:45
  • Viernes: 9:30 - 18:00
  • Sábado: 9:30 - 18:00
  • Domingo: 9:30 - 18:00

Transporte

Paradas de Metro

  • Solferino (305 mt)
  • Concorde (742 mt)
  • Saint-Germain-des-Pres (879 mt)

Paradas de Bus

  • Pont Royal - Quai Voltaire (206 mt)

Donde esta Museo D’Orsay

Alojamientos Museo D’Orsay
¿Buscas un alojamiento cerca de Museo D’Orsay?
Pulse aquí para ver todos los alojamientos disponibles cerca de Museo D’Orsay
Ver disponibilidad

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Pase Museos París: 2, 4 ó 6 días
Pase Museos París: 2, 4 ó 6 días
Visita más de 60 de los mejores museos y monumentos de París y alrededores con un cómodo y asequible pase de museos. Explora lugares famosos, como el Louvre y Versalles, y visita el Centro Pompidou.
Comprar desde 79,00 €

Atracciones en los alrededores