Narbona

Con sus 2500 años de historia, Narbona es una ciudad con un rico y variado patrimonio histórico y cultural: fue la colonia romana más antigua de la Galia.
Buscar Hoteles, Apartamentos y Casas
Buscar

En el corazón de Occitania, Narbona es una de sus ciudades más famosas. El centro de la ciudad, con su patrimonio cultural que abarca más de 2000 años de historia, puede visitarse fácilmente en un día. Si piensas explorar también sus alrededores, te recomendamos que prolongues tu estancia un par de días.

Con su clima suave y soleado, esta interesante ciudad mediterránea de origen romano guarda muchos tesoros históricos y está rodeada de playas de arena fina en medio de una naturaleza virgen: estás en el Parque Natural Regional de la Narbonnaise, rodeado de lagunas y viñedos.

Qué ver en Narbona

Ciudad de arte e historia, Narbona es la colonia romana más antigua de la Galia. Apodada con razón la hija mayor de Roma fuera de Italia, su centro histórico es testigo de veintitrés siglos de historia.

La ciudad está atravesada por el Canal de la Robine, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Con su animado mercado, sus museos, sus edificios religiosos y su rico patrimonio histórico, Narbona es un destino para todo el año.

Vía Domitia

1VC Giratoire de la Liberté, 11100 Narbonne, Francia

Narbona (Narbo Martius de su nombre latino), fundada en 118 a.C., fue la primera y una de las más ricas colonias romanas fuera de Italia. Todavía conserva un verdadero tesoro: un trozo de la Vía Domizia, que puedes admirar en el centro de la ciudad.

De hecho, este increíble vestigio de la antigua calzada que conectaba Italia con España en el siglo II a.C. fue descubierto en 1997: bellamente restaurado, ahora caracteriza la plaza del Hôtel de Ville, en el corazón del barrio de la Cité.

Muy apreciada por los niños, la Via Domizia es un lugar original donde a los vecinos les gusta reunirse para charlar.

Palais Neuf

2Palace of the Archbishops, Pl. de l'Hôtel de Ville, 11100 Narbonne, Francia

Junto al ayuntamiento de Narbona está el Palais Neuf y los antiguos apartamentos de los arzobispos. Modelado y ampliado a lo largo de más de ocho siglos, el palacio forma un conjunto arquitectónico a la vez civil, militar y religioso.

El edificio alberga ricas colecciones de arte, mayólicas y hermosos cuadros pintados entre los siglos XVI y XIX. Sólo la arquitectura y la decoración de las salas, como los techos pintados al fresco, son verdaderas obras de arte. El museo también cuenta con una colección de piezas arqueológicas y muebles que abarcan la historia local desde la prehistoria hasta la Edad Media.

No olvides subir los 162 escalones de la torre del homenaje, de 42 metros de altura, construida entre 1295 y 1306 por el arzobispo Gilles Aycelin: te proporcionará una magnífica vista sobre la ciudad y el Mediterráneo. Además, todos los años, el Festival Ma Vigne en Musique organiza conciertos en la sala principal de los sinodales.

Museo Narbo Via

32 Av. André Mècle, 11100 Narbonne, Francia (Sitio web)

Obra del célebre arquitecto británico Norman Foster, el Museo de la Narbo Vía, que abrirá sus puertas en mayo de 2021, da testimonio de la riqueza de la antigua ciudad de Narbo Martius en casi 3200 metros cuadrados de espacio expositivo.

Para retratar lo mejor posible los seis siglos de historia romana de la Narbonense, las salas se organizan en torno a un hilo cronotemático que comienza en la época de la fundación de la colonia y ciudad de Narbo Martius, a finales del siglo II a.C., y termina en el año 462, cuando la ciudad cae definitivamente bajo el dominio de los visigodos.

Situado en la entrada oriental de la ciudad y a lo largo del Canal de Robine, el Museo Narbo Via permite descubrir las riquezas de la antigua ciudad, primera colonia romana fundada en la Galia en 118 a.C.: podrás admirar una colección de más de 7.000 piezas, entre ellas pinturas murales y un excepcional conjunto de 760 fragmentos de monumentos funerarios esparcidos en un muro animado único en Europa.

Narbo Via es también una instalación dedicada a la investigación. Como tal, cuenta con un laboratorio de restauración, una sala de estudio de las colecciones, una sala de documentación y un auditorio con casi 200 plazas que puede albergar conferencias y convenciones.

Catedral de Narbona

4Rue Armand Gauthier, 11100 Narbonne, Francia

De estilo gótico radiante, la catedral de Saint-Just y Saint-Pasteur tiene una arquitectura audaz. Dominando la ciudad, fue construida entre los siglos XIII y XIV. Sus bóvedas de más de 40 metros te darán vértigo.

Construida entre 1272 y 1340, la catedral quedó inacabada ya que los cónsules se negaron, en aquellos tiempos turbulentos, a destruir las murallas para continuar la construcción. La capilla axial Notre Dame de Bethléem presenta un retablo del siglo XIV en piedra policromada. La sala del Tesoro, también conocida como sala acústica, ofrece una rica y valiosa colección de objetos litúrgicos, marfiles, orfebrería y tapices.

Les Halles de Narbona

5Halles centrales de Narbonne Boulevard docteur Ferroul, 1 Cr Mirabeau, 11100 Narbonne, Francia (Sitio web)

El mercado cubierto de Narbona está formado por más de 66 comerciantes que ofrecen sus coloridos puestos. El edificio, de estilo baltard, fue construido a principios del siglo XX. Sus pilares, sus puertas de piedra y la transparencia de sus grandes ventanales confieren un aire majestuoso a este gran mercado.

Aquí se respira el aire mediterráneo y es un lugar de visita obligada durante tu estancia en la ciudad. Los lugareños frecuentan el mercado por su ambiente cálido y la amabilidad de sus comerciantes. Es un lugar acogedor, sobre todo los domingos por la mañana o justo antes del mediodía para tomar un aperitivo.

No dudes en probar los productos típicos de la región y entretenerte en los numerosos pequeños restaurantes que hay en su interior, donde podrás cenar tapas de la Clape, ostras frescas y carne a la parrilla de Bébelle.

Horreum

67 Rue Rouget de Lisle, 11100 Narbonne, Francia (Sitio web)

El horreum es uno de los pocos vestigios de la antigüedad romana aún accesibles. En el corazón de la ciudad moderna, está formado por túneles subterráneos construidos en el siglo I a.C. a 5 metros bajo tierra. Debieron de formar los cimientos de un edificio, sin duda un mercado o almacén, que los arqueólogos siguen investigando.

Este edificio estaba situado al sur del foro, en el borde del cardo (eje norte-sur) de la ciudad romana del Narbo Marcio. Los túneles subterráneos han sobrevivido a lo largo de los siglos gracias a diversas alteraciones y a su reutilización parcial como bodegas privadas. Descubiertos oficialmente en 1838, fueron clasificados Monumentos Históricos en 1961, acondicionados y abiertos al público en 1976.

Canal de la Robine

7Canal de la Robine, 11100 Narbonne, Francia

Vínculo entre el Aube y el Mediterráneo, el canal está inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Recorrerlo a pie o en bicicleta significa regalarse una escapada relajante de la ciudad, además de atravesar paisajes variados, llegando hasta las afueras de Narbona. De hecho, el canal bordea los estanques de Bages y Sigean, se dirige hacia la reserva natural de la isla Sainte-Lucie antes de desembocar en el Mediterráneo en Port-la-Nouvelle.

No te pierdas el Puente de los Mercaderes, de origen romano, dominado por casas con bonitas fachadas de colores. Este puente constaba de siete arcos y permitía entrar en la ciudad antigua desde el sur. Situado hoy en el corazón del casco antiguo, está rodeado de calles comerciales.

Rodeado de magníficos pinos, atraviesa Sallèles-d’Aude y se une al Canal du Midi, que pasa al norte de Narbona.

Qué ver cerca de Narbona

Abadía de Santa María de Fontfroide

Si te sobra tiempo, no pierdas la oportunidad de visitar los magníficos alrededores de Narbona, donde puedes elegir entre reservas naturales, lagunas, canales navegables y hermosas playas de arena.

Playa de Chalets

A sólo 20 minutos en coche del centro de la ciudad, la estación balnearia de Narbona cuenta con 5 km de playas de arena fina.

Rodeada de un paseo marítimo de más de 2 km, podrás relajarte en esta playa virgen, caracterizada por sus chalets sobre pilotes, al pie del Macizo de la Clape, a un paso de la Camarga y sus paisajes únicos.

Massif de la Clape

Zona protegida, natural y salvaje, el macizo de la Clape bien merece las desviaciones. Puedes explorar el macizo y sus viñedos a pie o en bicicleta, tomando la carretera del mirador hasta Narbona Plage.

El macizo es una antigua isla boscosa con 15.000 hectáreas de naturaleza protegida, 17 km de largo y unos 8 km de ancho: cubre 15.000 hectáreas y culmina en Pech Redon, a 214 metros sobre el nivel del mar. Esta zona alberga nada menos que 33 especies vegetales protegidas y se han registrado casi 62 especies de aves. Ofrece un paisaje único compuesto por una sucesión de mesetas rocosas separadas por estrechos barrancos. Frente al mar, se observan extensos pinares formados principalmente por pino carrasco, mientras que al oeste dominan las encinas y los pinos marítimos.

En este extraordinario paraje natural, hay muchas excursiones que se pueden hacer a pie, en bicicleta o incluso a caballo.

Abadía de Sainte-Marie de Fontfroide

10D613, 11100 Narbonne, Francia (Sitio web)

A diez minutos de Narbona, en el corazón del Parque Natural Regional de la Narbonnaise, se esconde un tesoro de la Edad Media, que conserva entre sus muros toda la espiritualidad de los monjes cistercienses junto a la originalidad de Gustave Fayet, artista y mecenas, que compró Fontfroide en 1908.

La abadía de Fontfroide se fundó a finales del siglo XI y se convirtió rápidamente en una de las abadías más ricas de Europa, antes de sufrir un lento declive hasta la Revolución Francesa. En 1908, la finca fue salvada por Gustave Fayet, amigo de Paul Gauguin. Bajo su dirección, Fontfroide se convirtió en un lugar de encuentros artísticos y efervescencia creativa. Hoy, la abadía sigue siendo mantenida con pasión por sus herederos.

Así, la abadía ha conservado intactos el claustro y la iglesia abacial del siglo XII, la sala capitular, el refectorio y el dormitorio de los monjes y los magníficos patios del siglo XVII. Te recomendamos que visites los jardines en terrazas y las rosaledas, una invitación a la contemplación y al silencio, y que después te sumerjas en los apretados programas de música y cultura promovidos por artistas de renombre internacional, que son recibidos regularmente en este lugar tan especial.

Terra Vinea

11Chem. des Plâtrières, 11490 Portel-des-Corbières, Francia (Sitio web)

Durante casi 200 años, esta mina con 35 kilómetros de galerías subterráneas albergó toneladas de yeso. Después de que la cantera cerrara sus puertas en 1992, los viticultores del pueblo quisieron continuar la aventura de los mineros y convirtieron estas viejas galerías de dimensiones excepcionales en una bodega de envejecimiento de vino y un lugar por descubrir.

Un pequeño tren te transportará a las puertas de las profundidades de la tierra, para descender 80 metros por debajo del macizo de Corbières y vivir un viaje en el tiempo, descubriendo los vestigios de la historia de la viña y el vino en Narbonnaise, desde la antigüedad hasta nuestros días.

El descenso desde la Galerie Boisée te llevará al corazón de la bodega: aquí, Terra Vinea almacena hoy 1.500 barricas de 225 litros a una temperatura constante de 16°C . La visita continúa por diversas salas de las galerías subterráneas a lo largo de casi un kilómetro. En 1 hora y 30 minutos, te espera un espectáculo de luz y sonido, animaciones virtuales y una degustación de varios vinos locales cuidadosamente seleccionados.

Mapa

En el siguiente mapa puedes ver la ubicación de los principales lugares de interés de este artículo

Dónde alojarse en Narbona

La oferta hotelera en Narbona es amplia y diversificada: desde hoteles en el centro hasta campings en el campo, desde casas rurales junto al mar hasta noches en barco.

Puedes encontrar fácilmente la solución que se adapte a tus necesidades, según el tipo de vacaciones que tengas en mente.

Barrio de Bourg

El barrio medieval de Bourg nació en el siglo V y fue durante mucho tiempo el corazón económico de la ciudad, con tabernas, talleres y casas de obreros. Se encuentra entre los barrios de la Cité y de Bourg y bordea el Canal de la Robine. Este último está atravesado por el puente Marchands y está bordeado de casas con bonitas fachadas de colores.

Elegir un hotel en el corazón de Narbona te permite pasear por el laberinto de callejuelas estrechas y pintorescas del barrio, admirar los restos de antiguos vestigios medievales y las bonitas casas con entramado de madera.

Además, el centro histórico está convenientemente situado para visitar los monumentos imprescindibles de la ciudad, como la Iglesia de San Pablo, la Plaza de las Cuatro Fuentes y Les Halles. Un ambiente a la vez turístico y popular impregna agradablemente las callejuelas del casco antiguo.

Barrio de la Cité

También en el centro de la ciudad, el barrio de la Cité está separado del casco antiguo por el canal de la Robine: antiguamente albergaba a la nobleza y al clero.

Dormir en Narbona en este barrio te sitúa en el corazón de la ciudad de arte e historia. Al mismo tiempo, esta zona es perfecta para tus veladas y momentos de relax, gracias a la presencia de numerosos bares y restaurantes entre la plaza Thérèse-Léon Blum y las calles adyacentes al Cours Mirabeau.

Narbona-Plage

Fuera de la ciudad, a pocos kilómetros, Narbona-Plage es el lugar ideal para disfrutar del mar. Narbonne-Plage, que ha pasado de tener 2.500 residentes permanentes a más de 30.000 en verano, ofrece una gama de alojamientos y hoteles adecuados para los veraneantes.

Aquí hay muchas actividades recreativas para toda la familia, como parques acuáticos, un mercado situado en el paseo marítimo y casi 5 kilómetros de playa, estanques y casetas de pesca. Narbonne-Plage es también un puerto deportivo típico, con una base náutica, un club de buceo y pesca, una escuela de vela y cruceros por la costa.

Horte-Neuve

Si quieres dormir en Narbona en una zona descentralizada pero no demasiado lejos de las atracciones turísticas, puedes elegir Horte-Neuve.

Esta zona residencial está a 5 minutos en coche y a 30 minutos a pie del centro de la ciudad. Su situación y la tranquilidad del barrio la convierten en una base ideal para explorar la ciudad o descubrir el macizo de la Clape y las playas mediterráneas cercanas, como Narbona-Plage o Gruissan .

Buscar
Ofrecemos las mejores tarifas Si encuentra menos, le reembolsaremos la diferencia.
Cancelación gratuita La mayoría de los alojamientos le permiten cancelar sin penalización.
Asistencia telefónica h24 en español Para cualquier problema con el hotel, Booking.com lo resolverá.

Hoteles recomendados en Narbona

Hotel
ibis budget Narbonne Est
Narbona - 29 Rue DemogeMedidas extra sanitarias
7,4Bien 4.026 opiniones
Reservar
Zenitude Hôtel-Résidences Narbonne Centre
Narbona - 18, boulevard Général de GaulleMedidas extra sanitarias
7,9Bien 3.265 opiniones
Reservar
Hotel
Campanile Narbonne A9/A61
Narbona - Rue de Ratacas Zi de PlaisanceMedidas extra sanitarias
7,5Bien 2.788 opiniones
Reservar
Ver todos los alojamientos

Cómo llegar a Narbona

A 50 minutos de Carcasona y Perpiñán, la ciudad de Narbona está situada en la encrucijada del mar, las Corbières y los Pirineos catalanes.

En avión

La forma más cómoda de llegar a Narbona es tomar un vuelo directo desde España al aeropuerto de Toulouse o un vuelo con escala al aeropuerto de Montpellier. Desde allí puedes alquilar un coche y conducir hasta tu destino.

En coche

Narbona se encuentra en el cruce de las autopistas A9 (dirección Perthus, España) y A61 (dirección Toulouse). Se encuentra aprox:

En tren

Si piensas viajar en tren, debes saber que la ciudad de Narbona está comunicada por tren regional y líneas de TGV:

El tiempo en Narbona

¿Qué tiempo hace en Narbona? A continuación se muestran las temperaturas y el pronóstico del tiempo en Narbona para los próximos días.

viernes 1
14°
sábado 2
14°
domingo 3
lunes 4
12°
martes 5
14°
miércoles 6
14°

Donde esta Narbona

Narbona está situada en el departamento del Aude, en el suroeste de Francia, entre Montpellier y Perpiñán, a tiro de piedra de la famosa Carcasona.

Lugar en los alrededores