Regiones francesas, qué ver en Francia

Cuáles son las regiones de Francia y qué ver en cada una de ellas. Descubre Francia zona por zona.
Buscar Hoteles, Apartamentos y Casas
Buscar

Hasta 2016, había 22 regiones en Francia. Sin embargo, la reforma institucional decidió fusionar las más pequeñas y reducir el número de regiones francesas: desde el 1 de enero de 2016, hay 13 regiones francesas en suelo europeo y 5 que forman parte de los territorios franceses de ultramar. Estos últimos son las antiguas colonias francesas: la Guayana Francesa en América del Sur, Guadalupe y Martinica en el mar Caribe, y Reunión y Mayotte en el océano Pacífico.

El proceso de amalgama de las antiguas regiones ha dado lugar a la creación de nuevas realidades institucionales, que pueden crear dudas y confusión a quienes planean un viaje a Francia.

Mapa de las regiones de Francia

Las nuevas regiones de Francia

Veamos cómo se han amalgamado y reunido las nuevas regiones francesas (en negrita), junto a las que han permanecido inalteradas.

Île de France

La pequeña región de Île de France alberga la bella y magnífica ciudad de París, la capital francesa, así como otras ciudades importantes como Saint-Denis y Versalles.

París, también conocida como la Ville Lumiere encanta a millones de visitantes cada año, que acuden de todo el mundo para saborear su encanto retro y su encantadora atmósfera romántica.

París engloba lo mejor de Francia: desde el Museo del Louvre para el arte antiguo, el Centro Pompidou para el arte contemporáneo y el Museo de Orsay para los impresionistas, hasta las pintorescas vistas del Sena, desde la emblemática Torre Eiffel hasta la elegancia de los Campos Elíseos, las calles del lujo y las compras, y el romanticismo de Montmatre y el Barrio Latino.

Y a tiro de piedra del centro de París encontramos también la riqueza del Palacio de Versalles, con sus 2300 habitaciones y magníficos jardines geométricos. Por no hablar de Disneyland París, el fabuloso parque de atracciones que celebra los dibujos animados, una atracción imprescindible para las familias.

Provenza

Soleada, elegante y colorida. La Provenza atrae a visitantes de todo el mundo por una de las vistas más bellas de Europa: los campos de lavanda en flor, que se extienden hasta donde alcanza la vista, coloreando el paisaje con magia.

La Provenza es una región completa: por un lado, los Alpes que encierran las profundas Gargantas del Verdon; por otro, algunas de las ciudades más pintorescas y dinámicas del sur de Francia, como Marsella, Aix en Provence y Aviñón , que hechizaron a pintores impresionistas de la talla de Van Gogh, Cezanne y Paul Gauguin.

La mezcla se completa con los pueblos encaramados del interior, como Roussillon e Isle sur la Sorgue, y los yacimientos arqueológicos romanos, como el espectacular anfiteatro de Arles y el teatro romano de Orange.

Lo que hace que esta región sea absolutamente única son los paisajes vírgenes de la Camarga, tierra de salinas, caballos salvajes, bandadas de flamencos y gitanos.

Costa Azul

La Costa Azul es el tramo de costa francesa entre la frontera italiana y la Provenza, y es uno de los destinos más populares de Francia. Famosa por ser la guarida de los VIP y la jet set, la Costa Azul celebra su popularidad con el famoso Festival de Cine de Cannes y es famosa por su vida nocturna y las playas de Niza, Saint Tropez y Antibes.

Sin embargo, la Costa Azul también sabe sorprender con pequeñas joyas semiocultas, encaramadas en las alturas del interior: los pueblos de Roquebrune Cap Martin, Èze, Ramatuelle o Saint Paul de Vence son pueblos encantadores, todos ellos dignos de ser fotografiados.

Bretaña

Frente al Canal de la Mancha y el océano Atlántico, Bretaña es el extremo más occidental de Francia y es adorada por los turistas por su carácter agreste y salvaje, que se mezcla con su aura mágica y misteriosa.

Partiendo de la pintoresca Saint Malo, se sigue la encantadora Costa de Granito Rosa, un litoral caracterizado por acantilados escarpados en los que la piedra adquiere ese color rosáceo. La Ruta de las Aduanas sigue este mismo perfil a lo largo de 1300 km, encontrando profundos fiordos, exuberantes praderas verdes y faros de postal.

Tampoco puedes perderte Carnac, en el lado opuesto de la península: aquí encontrarás uno de los yacimientos más antiguos de Francia, comparable a Stonehenge, un asentamiento megalítico con más de 3000 menhires repartidos en una superficie de 6 kilómetros.

Normandía

En la frontera con Bretaña se encuentra Normandía, una de las regiones más interesantes de Francia, exquisitamente añeja, medieval y rica en historia.

Por un lado está la costa de acantilados de granito de Etretat, el puerto de El Havre y el encantador pueblo pesquero de Honfleur, que parece sacado de un cuadro impresionista.

Por el otro, las playas del desembarco de Normandía y los cementerios militares narran una de las páginas más dramáticas de la historia del siglo XX: el desembarco del Día D de los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial para combatir el avance nazi en Europa.

Esta tierra, cuna del Calvados y el Camembert, es sobre todo famosa por su atracción más célebre: el Monte Saint Michel, santuario religioso construido en época medieval en una pequeña isla rodeada por las mareas más impresionantes de Europa.

Tampoco puedes perderte Rouen y su majestuosa catedral gótica, la casa de Monet en Giverny y el tapiz medieval de Bayeux, de 70 metros de largo, que narra la conquista normanda de Inglaterra,

Valle del Loira

Una de las grandes joyas arquitectónicas y culturales de Francia es el Valle del Loira, un gran lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

A lo largo del encantador curso del río Loira, se extiende un paisaje idílico salpicado de encantadoras ciudades medievales perfectamente conservadas, como Bourges, Tours u Orleans, rodeadas de viñedos hasta donde alcanza la vista.

Pero el verdadero orgullo de esta región son sus castillos, casi 300, que dejan al visitante literalmente hechizado. De hecho, en el Valle del Loira puedes admirar lo mejor de la arquitectura renacentista francesa, gracias a los espectaculares castillos de Chambord, Chenonceau, Azay le Rideau y Blois, o las fortalezas más imponentes de Angers, Saumur y Chinon, o las obras maestras de Villandry y Cheverny.

Para completar un panorama realmente único, la gran catedral de Chartres, una de las más espectaculares de Francia, y la dinámica ciudad de Nantes, cuna de la cultura moderna.

Alsacia

Si te gustan los buenos vinos y los ambientes de cuento de hadas, la diminuta región de Alsacia es tu destino ideal.

Recientemente incorporada a la región del Gran Este, junto con Champaña, las Ardenas y Lorena, y enclavada entre Suiza y Alemania, Alsacia cuenta con algunas de las ciudades más bellas de Francia, como Colmar y Estrasburgo, famosas por sus catedrales góticas y centros medievales perfectamente conservados.

A lo largo de la Ruta del Vino, un itinerario que serpentea entre viñedos hasta donde alcanza la vista, hay una serie de pueblos medievales excepcionales: con sus encantadoras casas de entramado de madera en delicados colores pastel, parecen sacados de un libro de cuentos.

Riquewihr, Eguisheim, Ribeauvillé y Kaysersberg, son sólo algunos de estos hermosos pueblos que, durante los Mercados de Navidad, adquieren un aspecto mágico, desatando todo el fabuloso ambiente festivo.

Córcega

A medio camino entre la cultura francesa y la italiana, Córcega es una tierra agreste y salvaje que alterna playas de color caribeño, como Santa Giulia, Rondinara o Saleccia, con ciudades animadas y chispeantes, maravillosamente pintorescas, como Ajaccio, Bonifacio y Bastia.

Pero la isla es sobre todo una montaña en el mar, cubierta de alturas vírgenes que son ideales para recorrer en coche o moto antes de llegar a sus playas vírgenes y escondidas que tanto recuerdan a la cercana Cerdeña.

No hay que perderse la Reserva Natural de Scandola, las Calanques de Piana, el desierto de Agriates y el hermoso Cap Corse, por nombrar sólo algunas de las zonas más espectaculares.

Mapa

Artículos relacionados

Alsacia

Alsacia

Alsacia es una pequeña región de Francia en la frontera con Alemania, famosa por sus pintorescos pueblos con casas de entramado de madera y sus mercadillos navideños.
Auvernia-Ródano-Alpes

Auvernia-Ródano-Alpes

Auvernia-Ródano-Alpes alberga increíbles paisajes de montaña, lagos de color turquesa, pueblos antiguos, bulliciosas metrópolis y el mayor dominio esquiable de Europa.
Borgoña

Borgoña

Famosa por sus renombrados vinos, Borgoña ofrece un patrimonio único, rico en paisajes apacibles, ciudades históricas, abadías, castillos y pueblos con encanto.
Bretaña

Bretaña

Acantilados salvajes, pueblos medievales, playas de arena fina y aguas turquesas, bosques misteriosos y yacimientos arqueológicos: todo esto te espera en un viaje a la orgullosa Bretaña.
Champaña y Ardenas

Champaña y Ardenas

Conocida por su famoso vino de champán, la región de Champaña-Ardenas ofrece un territorio rico en pueblos medievales, ciudades de arte y lugares históricos.
Córcega

Córcega

Con sus aguas cristalinas, Córcega encanta con sus ciudades históricas, su naturaleza salvaje y exuberante y su interior montañoso.
Costa Azul

Costa Azul

La Costa Azul alberga numerosos lugares maravillosos, en una combinación perfecta de exuberantes parajes naturales, arte, historia y ciudades mundanas.
Norte de Francia y Picardía

Norte de Francia y Picardía

Soplada por los vientos atlánticos, Alta Francia es una región de aire marítimo, rica en ciudades históricas, importantes museos y paisajes variados y salvajes.
Île-de-France

Île-de-France

Île-de-France es la región donde se encuentran París y otras atracciones visitadas, como Disneyland París y el Palacio de Versalles.
Normandía

Normandía

Un viaje a Normandía combina arte y naturaleza, historia y gastronomía, en una mezcla única de experiencias y lugares inolvidables que visitar, como pueblos costeros, acantilados y ciudades medievales.
Nueva Aquitania

Nueva Aquitania

Nueva Aquitania ofrece un paisaje extremadamente variado: desde ciudades medievales a viñedos hasta donde alcanza la vista, desde dunas de arena a las cumbres de los Pirineos.
Occitania

Occitania

Occitania es una tierra rica en arte y naturaleza, enclavada entre el Mediterráneo y los Pirineos, hogar de increíbles ciudades históricas y castillos.
Provenza

Provenza

La Provenza, famosa por sus campos de lavanda, ofrece una experiencia de viaje extraordinaria: pequeños pueblos, ciudades con encanto y una belleza natural única.
Valle del Loira

Valle del Loira

El Valle del Loira, atravesado por el río más largo de Francia, ofrece bellos castillos renacentistas, ciudades encantadoras y viñedos hasta donde alcanza la vista.
Pirineos franceses

Pirineos franceses

Frontera natural entre España y Francia, la cordillera de los Pirineos ofrece un panorama de gran belleza, surcado por desfiladeros, picos, lagos y pueblos.