Bretaña

Saint Malo

Llamada la ciudad pirata, Saint Malo encanta con su encanto pirata: un viaje en el tiempo con sus murallas, su ciudadela fortificada y sus vistas al mar tempestuoso.
Buscar Hoteles, Apartamentos y Casas
Buscar

Fundada como ciudad de corsarios, fuerte en su antigua tradición pirata, Saint Malo ha conservado a lo largo de los siglos un marcado espíritu de independencia y autonomía beligerante, que se aprecia en las imponentes fortificaciones que sobresalen sobre el océano, dándole un aire orgulloso y majestuoso.

Saint Malo concentra historia, cultura, gastronomía, vistas al mar y playas azotadas por el viento: con sus fuertes, faros y murallas, cuenta historias de piratas y navíos, anécdotas de armadores, corsarios y marineros errantes.

La ciudad desprende un encanto realmente increíble y parece transportar a sus visitantes atrás en el tiempo: hechiza con sus rincones pintorescos, especialmente encantadores por las construcciones defensivas, las murallas que defienden la ciudad y las casas hechas con el granito especial de Chausey, llamadas les malouinières.

Qué ver en Saint Malo

En el siglo XVII, Saint Malo era una ciudad independiente. Fue en esta época cuando nació el lema: Ni francés ni bretón, soy malouin . Esta situación estratégica atrajo a muchos armadores, corsarios y marineros. En tiempos de guerra, los corsarios tenían la misión de perseguir y apresar a los barcos mercantes enemigos, gracias a un salvoconducto real especial.

Durante muchos años, esta práctica representó una fuente incuestionable de riqueza, que hizo crecer y prosperar a la ciudad: no menos de 1.000 barcos fueron capturados, cuyas riquezas y bienes preciosos fueron a parar directamente a manos de corsarios y armadores.

Les Remparts de Saint-Malo

16-2 Rue Guillaume le Gouverneur, 35400 Saint-Malo, Francia (Sitio web)

Les Remparts de Saint-Malo forman un anillo de casi dos kilómetros, que se puede recorrer íntegramente a pie. El recorrido por las murallas es una experiencia realmente única: puedes admirar paisajes encantadores sobre la bahía, con vistas hasta Dinard en la lejanía, acompañado por el olor a niebla salina y el viento en el pelo.

Desde lo alto de las pasarelas, hay vistas maravillosas del interior de la ciudadela fortificada, callejuelas estrechas y casas de piedra gris. Puedes subir a lo alto de las murallas desde distintos puntos de la ciudad: para hacer todo el recorrido necesitas calcular unas 1,5 horas. Te aconsejamos que vuelvas varias veces: dependiendo de si la marea está alta o baja, el panorama cambia completamente y puedes admirar paisajes totalmente distintos.

Intra-Muros, la ciudadela fortificada

2Intra-Muros, Saint-Malo, Francia

El corazón de Saint Malo tiene un encanto único: callejuelas estrechas y empedradas, casas pintorescas con tejados de pizarra, tiendas de colores y muchos bistrós, que hacen que el ambiente del centro sea animado y chispeante.

Te aconsejamos que te pierdas entre las casas, para descubrir los rincones con más encanto, como el Bastión de la Hollande, donde hay cañones y la estatua de Jacques Cartier . Fue un gran explorador francés, nacido en Saint-Malo en 1491, que llegó hasta la costa de Canadá.

Tampoco puedes perderte algunos de los edificios de madera que han sobrevivido milagrosamente, como el patio de la casa natal de Chateaubriand, la arcada de los recolletes de la Rue des Vieux Remparts y las casas con paneles de madera de la Rue du Pelicot, la calle más bonita del casco antiguo.

La Demeure de Corsaire

35 Rue d'Asfeld, 35400 Saint-Malo, Francia (Sitio web)

Dentro de la ciudadela fortificada se encuentra la maravillosa casa del corsario, e l’Hôtel Magon, la Demeure de Corsaire. Clasificado como monumento histórico, este edificio es original del siglo XVIII, salvado durante los bombardeos de la II Guerra Mundial.

Con sesenta habitaciones, treinta de ellas con chimeneas interiores, esta residencia fue construida de 1723 a 1725 por François-Auguste Magon de la Lande: armador y corsario bajo Luis XIV, luego director de la Compañía de las Indias Orientales, François-Auguste Magon de la Lande era uno de los armadores más poderosos de Saint-Malo.

Este edificio es uno de los pocos palacios corsarios que se han conservado intactos: en una visita guiada, podrás descubrir las escaleras ocultas, sus claraboyas, chimeneas monumentales y la terraza desde la que el ilustre armador podía seguir las idas y venidas de sus barcos en el puerto.

El Castillo de Saint Malo

49 Pl. Chateaubriand, 35400 Saint-Malo, Francia (Sitio web)

Construido por los duques de Bretaña, hoy alberga el Museo del Castillo, que cuenta la historia de la ciudad y su tradición marinera. No te pierdas la subida a la torre para admirar el hermoso paisaje: sólo se recomienda a quienes no sufran de vértigo, debido a las escaleras muy empinadas, estrechas y sinuosas.

Catedral de San Vicente

535400 Saint-Malo, Francia (Sitio web)

Situada en la plaza Jean de Chatillon, fundador de este edificio, la catedral de San Vicente es una joya de estilo gótico, construida entre el siglo XII y el XVIII.

Parcialmente destruida durante la Segunda Guerra Mundial, y luego reconstruida, alberga ahora la sepultura de Jacques Cartier y los restos de Duguay-Trouin, traídos a finales del siglo XX.

Fuerte National

660 Chau. du Sillon, 35400 Saint-Malo, Francia (Sitio web)

Una de las experiencias ineludibles durante una visita a Saint Malo es llegar al Fuerte Nacional a pie, aprovechando la marea baja. Te aconsejamos que observes atentamente los horarios de las mareas para que no te encuentres en dificultades al volver a tierra firme.

Construido a finales del siglo XVII bajo las órdenes de Vauban, su función principal era defender el puerto de Saint-Malo. Actualmente propiedad privada de una familia bretona, se puede acceder al fuerte mediante visitas guiadas de 30-40 minutos de duración. Desde aquí, hay una magnífica vista de la ciudadela fortificada.

Faro Môle Des Noires

7Saint-Malo, Francia

Para llegar al faro de la Môle des Noires, tienes que caminar por un sendero en medio del mar sobre el dique de la Môle des Noires: construido para cerrar el puerto, hoy el dique se ha convertido en un sendero peatonal desde el que puedes disfrutar de una vista impresionante de Saint-Malo.

La isla de Grand Bé

8Saint-Malo, Francia (Sitio web)

Las dos pequeñas islas de Petit Bé y Grand Bé son fácilmente accesibles a pie cuando la marea está baja.

La isla de Petit-Bé, la más alejada, alberga un fuerte diseñado por el arquitecto Vauban para proteger Saint-Malo en el siglo XVII. Mientras que la isla de Grand-Bé, además de albergar un fuerte defensivo, se convirtió en el lugar de enterramiento del escritor François-René de Chateaubriand.

Comprueba siempre cuidadosamente la hora de la marea cuando cruces el Paso de Bés. El mar sube con bastante rapidez y puedes encontrarte en dificultades a la vuelta.

Torre Solidor

9Quai Sébastopol, 35400 Saint-Malo, Francia (Sitio web)

Al sur de la ciudad amurallada y detrás del puerto, se alza majestuosa la Torre Solidor. Este imponente torreón medieval del siglo XIV se utilizaba para controlar las entradas marítimas al río Rance. Era el único punto de paso entre los pueblos del interior y la costa.

Hasta principios de 2020, la Torre Solidor albergaba un museo sobre la historia del Cabo de Hornos, pero las colecciones, tras su restauración, se trasladarán al futuro Museo de Historia Marítima de Saint-Malo.

Las playas de Saint-Malo

Saint-Malo está rodeada de agua y alberga playas encantadoras, azotadas por los vientos y azotadas por el mar, a menudo tempestuoso. Grande Plage du Sillon10 La playa más grande e impresionante es sin duda: recorre casi todo el lado noroeste de la ciudad y cuando el mar se retira se vuelve inmensa. Aquí es donde se reúnen los turistas a primera hora de la mañana, todos armados con cámaras fotográficas para inmortalizar el romper de las olas. De hecho, en este lugar, en determinadas épocas del año, el fenómeno de las mareas es especialmente intenso, con diferencias de hasta 15 metros entre la pleamar y la bajamar. Olas muy altas rompen en los espigones, creando un paisaje increíble y chubascos garantizados.

Plage du Mole11También merece la pena admirar el pequeño , enclavado bajo el majestuoso Bastión de la Hollande. la Piscine de Bon Secours12 Un poco más allá hay una playa encantadora con una gran piscina de agua de mar y trampolín. Desde aquí tienes acceso a las islas Bé.

Dique de Rochebonne

13Digue de Rochebonne, 35400 Saint-Malo, Francia

Otro paseo ineludible por la ciudad es hasta el dique de Rochebonne. Originalmente, la ciudad corsaria sólo estaba unida a tierra firme por un banco de arena llamado Sillon. Saint Malo era, por tanto, una isla en marea alta y una península en marea baja. En esta franja de arena, cubierta por dunas cada vez más altas, se alzaba una sucesión de molinos a medida que se avanzaba hacia Rochebonne.

Hasta 1509 no se construyó la primera calzada y se creó un dique para proteger las tierras circundantes. Hoy no es más que un paseo peatonal de 3 km de largo bordeado por magníficas villas del siglo XIX.

Gran Acuario de Saint Malo

14Rue du Général Patton, 35400 Saint-Malo, Francia (Sitio web)

Los amantes del mar no se perderán el Gran Acuario de Saint Malo. El acuario alberga más de 11.000 animales marinos de 600 especies diferentes, repartidos en una superficie de 4.000 m2. Desde medusas a tiburones, desde corales a cangrejos, incluyendo un divertido tanque táctil donde podrás tocar algunas especies locales como el rodaballo, la raya o la mielga.

Además, el museo ofrece dos atracciones únicas: el submarino Nautibus te llevará a las profundidades del abismo a bordo de un barco y, a través del ojo de buey, te revelará los secretos del fondo marino. En el gigantesco tanque, los peces nadan entre las algas, mientras emergen los callejones de una legendaria ciudad submarina. Zonas de turbulencias, pecios misteriosos y habitantes locales añaden emoción a este espectacular viaje.

En cambio, el Descensor Abisal es un simulador de descenso que te invita a descubrir la flora y la fauna de las profundidades. Durante unos minutos, abandonas la superficie para hundirte en la inmensidad del océano. Durante el viaje a las profundidades, te encontrarás con peces linterna, peces flash, divertidas medusas y muchas sorpresas submarinas.

Qué ver cerca de Saint Malo

La ciudad de Saint Malo es en realidad el resultado de la fusión de tres ciudades vecinas: Paramé, Saint-Servan y Saint-Malo. Esto ha supuesto que muchos barrios periféricos, bonitos y pintorescos, se hayan anexionado al municipio.

La Chipaudière

15La Chipaudière, 35400 Saint-Malo, Francia

Les Malouinières son encantadoras casas de campo que en su día fueron residencias de vacaciones de los propietarios de Saint-Malo. La mayoría de estas residencias se construyeron entre 1650 y 1730 en un radio de 15 kilómetros alrededor de Saint-Malo. Los corsarios, tras haber hecho fortuna en las carreras por la conquista de los Mares del Sur y con permisos reales, decidieron afirmar su éxito, elevarse en estatus social al papel de armadores y construir grandes residencias de lujo cerca del puerto: una forma de escapar del congestionado mundo de la ciudad, sin dejar de estar lo suficientemente cerca como para poder cuidar de sus barcos y mercancías.

La mayoría están situadas en Clos-Poulet, en el interior de Saint-Malo. En su mayoría son residencias privadas, pero algunas están abiertas a los visitantes durante gran parte del año. Elegantes y austeras por fuera, pero lujosas y confortables por dentro, de las casi 300 casas dispersas sólo quedan un centenar. La más importante es sin duda la Chipaudière, construida en 1710 para François-Auguste Magon de La Lande, un famoso armador de Saint-Malo.

Los rostros esculpidos de Rothéneuf

16Rothéneuf, 35400 Saint-Malo, Francia

En el extremo noreste de la ciudad, la playa del barrio de Rothéneuf alberga misteriosas rocas talladas en granito bretón. Son obra del Padre Adophe Julien Fouéré, creadas a finales del siglo XIX y principios del XX.

No son figuras religiosas, sino celebridades locales como Jacques Cartier. Al quedarse sordo, el monje esculpió durante catorce años más de trescientas estatuas en una serie de rocas de granito con vistas al mar.

Museo Jacques Cartier

17Manoir de Limoëlou, Rue David Macdonald Stewart, 35400 Saint-Malo, Francia (Sitio web)

También en el barrio de Rothéneuf se encuentra este museo dedicado al explorador francés Jacques Cartier, descubridor de Canadá.

La antigua casa solariega del explorador, adquirida y modernizada por mecenas canadienses, presenta ahora la vida de Jacques Cartier y su llegada a Canadá, un gran descubrimiento para Francia y su historia.

Pointe de la Varde

18Pointe de la Varde, Saint-Malo, Francia

No lejos de Rothéneuf se encuentra la Pointe de la Varde, un promontorio natural que ofrece una impresionante panorámica de la bahía y de la ciudad de Saint-Malo. Hay numerosos senderos que recorrer, para admirar también varios vestigios históricos de la II Guerra Mundial, como fuertes y búnkeres alemanes.

Para los aficionados a la ornitología, los acantilados albergan muchas especies de aves marinas: gaviotas pardas y plateadas, cormoranes grandes, cormoranes crestados, urracas y fulmares boreales.

Mapa

En el siguiente mapa puedes ver la ubicación de los principales lugares de interés de este artículo

Dónde alojarse en Saint Malo

Saint-Malo es un destino popular: gracias a su situación sobre el mar, sus murallas y su pasado pirata, acoge y atrae a turistas de todo el mundo.

En cuanto al alojamiento, hay mucho donde elegir: la ciudad ofrece una gran variedad de hoteles y pensiones para todo tipo de necesidades.

Buscar
Ofrecemos las mejores tarifas Si encuentra menos, le reembolsaremos la diferencia.
Cancelación gratuita La mayoría de los alojamientos le permiten cancelar sin penalización.
Asistencia telefónica h24 en español Para cualquier problema con el hotel, Booking.com lo resolverá.

Hoteles recomendados en Saint Malo

Hotel
Escale Oceania Saint Malo
Saint-Malo - 76 Chaussée du SillonMedidas extra sanitarias
8,0Muy bien 2.290 opiniones
Reservar
Hotel
Hôtel France et Chateaubriand
Saint-Malo - Place Chateaubriand Bp 77Medidas extra sanitarias
7,9Bien 2.189 opiniones
Reservar

Intra Muros

El corazón de la ciudad corsaria es sin duda la parte más fascinante de Saint Malo: contiene las principales atracciones y te hará retroceder en el tiempo. Sus murallas son especialmente impresionantes por la noche, cuando están hábilmente iluminadas.

Por supuesto, el alojamiento dentro de la ciudadela fortificada es el más caro: incluso los restaurantes del interior tienen precios decididamente elevados. Es el lugar ideal para quienes deseen vivir la ciudad de noche y desplazarse estrictamente a pie.

Playa de Sillon

Galardonada con el título de la playa más bonita de Francia, la zona de Sillon es sin duda el lugar ideal para los que buscan paz y tranquilidad. Paraíso de corredores, nadadores y kitesurfistas, es el punto de encuentro de los amantes del aire fresco del mar y los grandes espacios.

El barrio de Saint Servan

Los que quieran ahorrar y prefieran un ambiente tranquilo y reservado encontrarán el lugar adecuado en la península de Aleth. No lejos de la ciudad corsa, este tranquilo barrio cuenta con precios más asequibles, pequeños restaurantes frecuentados por los lugareños y un agradable puerto deportivo enmarcado por la Torre Solidor.

El barrio de Rothéneuf

Al noreste de la ciudad se encuentra la pequeña estación balnearia de Rothéneuf: antaño pueblo de pescadores, este barrio ha conservado su encanto auténtico.

Rothéneuf es un oasis de paz, y su playa es la más tranquila de Saint-Malo. Es perfecto para quienes buscan una estancia relajante, llena de paseos con vistas excepcionales de la ciudad Intra Muros y la playa de Sillon.

Cómo llegar a Saint Malo

Saint Malo se encuentra a unos 400 km de París. Se tarda cuatro horas en coche en llegar a la capital francesa, siguiendo primero la autopista A10, luego la A11 y finalmente la E50. Los que vengan de Dinard, utilizarán la D168, los que vengan de arriba, en cambio, tomarán la D137.

Los aficionados al tren pueden llegar a Saint Malo desde la estación de París Montparnasse, utilizando un tren de alta velocidad TGV. La estación de Saint-Malo está a unos 2 kilómetros del centro: un breve paseo por las murallas te llevará al corazón de la ciudad.

El tiempo en Saint Malo

¿Qué tiempo hace en Saint Malo? A continuación se muestran las temperaturas y el pronóstico del tiempo en Saint Malo para los próximos días.

sábado 24
10°
domingo 25
12°
lunes 26
martes 27
miércoles 28
11°
jueves 29
12°

Donde esta Saint Malo

La ciudad portuaria de Saint Malo es una de las principales ciudades de Bretaña, a pocos kilómetros de la frontera con Normandía.

Lugar en los alrededores