Besanzón

Patrimonio de la UNESCO por su poderosa ciudadela fortificada, Besanzón es una ciudad de arte y cultura, famosa por su tradición relojera.
Buscar Hoteles, Apartamentos y Casas
Buscar

Un paseo por Besanzón es como caminar a través de siglos de historia, y los barrios antiguos ofrecen a los visitantes sus tesoros arquitectónicos, así como una escapada a los bosques de los alrededores o al río Doubs, que serpentea por el casco antiguo.

Situada en un entorno natural excepcional, Besanzón conserva la memoria de un pasado rico y diverso. Su pintoresco centro está lleno de bellas mansiones con elegantes fachadas que esconden encantadores patios: aventúrate en su interior para admirar las numerosas escaleras exteriores y los estrechos pasadizos entre calles llamados trajes, muy parecidos a las famosas traboules de Lyon.

Besanzón también está inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO gracias a una de las más bellas ciudadelas fortificadas de Vauban. Encaramada en un anticlinal que se eleva más de cien metros sobre la ciudad, la fortaleza ocupa once hectáreas y forma parte de una compleja estructura defensiva, estratégica y militar.

Además, el pasado, las tradiciones y los antiguos conocimientos relojeros de Besanzón fueron inscritos en diciembre de 2020 en la Lista del Patrimonio Inmaterial de la UNESCO. En efecto, bajo el Segundo Imperio se fundaron en la ciudad casi 400 talleres, además de la creación de una escuela de relojería y un observatorio a finales del siglo XIX que garantizaron la transmisión de conocimientos y el desarrollo de una floreciente industria.

Qué ver en Besanzón

Dominada por la Ciudadela, la antigua Besanzón ofrece hermosos paseos por sus estrechas calles peatonales para descubrir su rico patrimonio arquitectónico.

La Boucle es el nombre que recibe el centro histórico de Besanzón, que se desarrolla en un meandro del río Doubs, cuya forma es precisamente la de un anillo. Este original emplazamiento es el barrio más turístico de la ciudad, donde se encuentran tiendas y restaurantes, pero también un notable patrimonio arquitectónico, con un centenar de edificios históricos, decenas de estatuas, varios puentes, plazas y calles excepcionales.

La fortificación de Besanzón

199 Rue des Fusillés de la Résistance, 25000 Besançon, Francia (Sitio web)

Obra maestra del arquitecto Vauban, la fortificación de Besanzón está considerada una de las ciudadelas más bellas de Francia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Encaramada a casi 100 metros sobre el río Doubs, la ciudadela domina las verdes colinas circundantes. En la época de su construcción, formaba parte de un largo cinturón de fortificaciones que protegían las fronteras del Reino de Francia, con nada menos que 18 km de murallas que rodeaban la ciudad. La ciudadela era obviamente un lugar de defensa, pero también proporcionaba alojamiento a casi 600 soldados y muchas familias de oficiales.

Hoy sólo quedan 600 metros de las murallas originales, de 5 metros de ancho y 20 de alto, que desde lo alto de la colina ofrecen unas vistas únicas de la ciudad y del excepcional paisaje natural que la rodea. La Ciudadela es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y recibe más de 250.000 visitantes al año.

La Ciudadela alberga actualmente tres museos de gran importancia histórica: el Museo Comtois, el Museo de la Biodiversidad y el Museo de la Resistencia y la Deportación.

El Museo Comtois ilustra las tradiciones populares locales a través de numerosos objetos y fotografías de siglos pasados y pone de relieve el vínculo entre la vida en el pasado y la época contemporánea.

El Museo de la Biodiversidad, por su parte, ofrece el descubrimiento de una gran variedad de animales. Los niños se volverán locos explorando diversos entornos: el naturalario, el noctario, el acuario, el insectario, el zoo y una pequeña granja. También es un guardián de la biodiversidad, que trabaja en particular para salvaguardar las especies protegidas.

Por último, el Museo de la Resistencia y la Deportación es uno de los más importantes de Francia. Alberga colecciones extraordinarias, en particular sobre la deportación, con más de 600 pequeños cuadros, estatuillas y dibujos ejecutados clandestinamente en las cárceles y campos de concentración del Reich. Ilustra el recorrido de mujeres y hombres implicados en la historia, desde la implantación del proyecto nazi en Alemania hasta la Liberación y sus consecuencias.

Barrio de Battant

225000 Besanzón, Francia

El barrio de Battant es una especie de pueblo a las afueras del centro de la ciudad. Además de los restos de las distintas épocas que han pasado por él, el barrio se distingue por su carácter fuerte, vivo y cosmopolita.

Antiguo barrio vinícola, construido sobre laderas antaño cubiertas de viñedos, se extiende junto al barrio de Saint Jean, enclavado en las laderas de la ciudadela, en torno a la catedral del mismo nombre. Lleno de tesoros ocultos, este lugar intemporal está construido en torno a la iglesia de la Madeleine y sus imponentes torres. En lo alto de este barrio en pendiente, encontrarás el Fuerte Griffon, que ofrece una extraordinaria panorámica de Besanzón, sus campanarios, su ciudadela y las colinas circundantes.

Reloj astronómico

3Rue du Chapitre, 25000 Besançon, Francia (Sitio web)

Catalogado como Monumento Histórico en 1991, el reloj astronómico de la catedral de Saint-Jean de Besanzón fue diseñado y fabricado por el relojero-mecánico Auguste-Lucien Vérité en 1858 a petición del cardenal Matthieu.

Instalado en una sala de la parte inferior del campanario, el reloj astronómico es el punto central de un mecanismo preciso y complejo con más de 30.000 piezas y 11 movimientos. Accionados por pesas, algunos se utilizan para animaciones con carillones y autómatas. Las 57 esferas proporcionan numerosas indicaciones: calendarios, movimiento de los planetas, eclipses solares, fases de la luna, signos del zodiaco, mareas. La parte superior del reloj tiene un movimiento de autómatas que cobran vida cada hora para ilustrar escenas de inspiración bíblica.

Museo de Bellas Artes y Arqueología

41 Pl. de la Révolution, 25000 Besançon, Francia (Sitio web)

El Museo de Bellas Artes y Arqueología de Besanzón forma parte de la escena cultural francesa e internacional: es la colección pública más antigua de Francia, fundada en 1694.

Además de la reputación internacional que le confiere su colección de arte gráfico europeo (más de 6.000 dibujos), posee un importante patrimonio arqueológico (colecciones egipcias y mediterráneas), numerosas esculturas, cerámicas, orfebrería y una excepcional colección de pinturas representativas de las principales tendencias de la historia del arte occidental desde finales del siglo XV hasta el siglo XX.

Lo que llama la atención al entrar en el museo es su arquitectura única, que combina un antiguo almacén de grano, construido en el siglo XIX, con una estructura de hormigón en bruto, según el concepto de museo de crecimiento ilimitado, inventado por el arquitecto Le Corbusier. Las dos arquitecturas interactúan, al igual que las colecciones de arqueología y bellas artes.

La casa natal de Victor Hugo

5140 Grande Rue, 25000 Besançon, Francia (Sitio web)

El 26 de febrero de 1802, la casa del número 140 de la Grande-Rue de Besanzón vio nacer a un escritor de fama mundial, Victor Hugo.

A diferencia de las otras casas donde vivió, la casa natal de Victor Hugo no es un museo ni un lugar de memoria. En un marco contemporáneo que deja mucho espacio al multimedia, el espacio expositivo ilustra las batallas, ideas y luchas de Victor Hugo visto no sólo como escritor, sino sobre todo como hombre comprometido con la sociedad.

La planta baja de la exposición permanente del museo evoca los lazos de Victor Hugo con su ciudad natal. La escalera que conduce a la primera planta combina la cronología de la historia de Francia desde el siglo XIX hasta los acontecimientos clave de la vida de Victor Hugo.

Los cuatro espacios temáticos de la primera planta están dedicados a los compromisos de Victor Hugo: poeta, dramaturgo, novelista, Victor Hugo fue también un político que transmitió sus ideas y convicciones a través de sus acciones, discursos y escritos. Una colaboración con cuatro asociaciones internacionales pone de relieve la actualidad de estas luchas en el siglo XXI.

Museo del Tiempo

696 Grande Rue, 25000 Besançon, Francia (Sitio web)

Alojado en el corazón del Palacio Granvelle, un prestigioso edificio renacentista con tejados finamente decorados, el Museo del Tiempo recorre los grandes momentos de la relojería en Besanzón, aunando la historia de la medición del tiempo y la historia de la ciudad.

Además del famoso Leroy 01, considerado durante mucho tiempo el reloj más complicado del mundo, el museo presenta algunos de los instrumentos del Observatorio Astronómico de Besanzón, que certificaba el buen funcionamiento de los cronómetros. Las colecciones ofrecen una panorámica de la historia de la relojería, gracias a grandes nombres representativos como Ferdinand Berthoud o Antide Janvier.

Al mismo tiempo, tapices, personalidades ilustres, mapas en relieve, pinturas históricas, muebles y obras de arte invitan al visitante a adentrarse en la historia del lugar, de la ciudad e incluso de la región. Por último, se ofrece al visitante una vista sobre los tejados de la ciudad, tras contemplar el famoso péndulo de Foucault, situado al pie de la torre del palacio y que marca la rotación de la Tierra.

Puerta Negra

73 Prte Noire, 25000 Besançon, Francia

Este monumento galo-romano de 16 metros de altura recuerda vagamente al Arco del Triunfo de París.

Construido en el siglo II, sufrió graves daños durante la Revolución Francesa. Pero gracias a un largo y meticuloso trabajo de restauración, ahora es uno de los monumentos más bellos de Besanzón. Conocido por su rica decoración tallada y sus columnas decoradas con motivos vegetales, es una visita obligada en la ciudad.

Quai Vauban

8Quai Vauban, 25000 Besançon, Francia

A lo largo de la orilla izquierda del río Doubs se encuentra el Quai Vauban. Esta calle peatonal, diseñada a finales del siglo XVII, se extiende a lo largo de 600 metros adornados con hermosas casas con arcadas. Aunque en un principio el Quai Vauban tenía una ubicación estratégica, hoy se ha convertido en un conjunto arquitectónico homogéneo y clásico.

Desde aquí, un largo paseo a pie o en bicicleta de casi 5 km sigue el curso del río, salpicado de bonitos rincones verdes.

Mapa

En el siguiente mapa puedes ver la ubicación de los principales lugares de interés de este artículo

Qué ver cerca de Besanzón

A pocos kilómetros de la ciudad de Besanzón, hay lugares de gran interés histórico que te ayudarán a descubrir el patrimonio cultural de esta encantadora zona.

Castillo de Joux

Castillo de Joux

Encaramada en un saliente rocoso, a más de 900 metros sobre el nivel del mar, esta poderosa fortaleza se encuentra a 5 km de Pontarlier y a 15 km de la frontera suiza: el castillo domina el paso de la Cluse, en un estrecho barranco natural que permite atravesar el Macizo del Jura. Esta ruta militar y comercial conectaba los caminos de Champaña, Flandes y Alta Saboya con Italia y Suiza.

Fortaleza militar, el castillo de Joux es el único ejemplo representativo en Francia de la evolución de la arquitectura militar a lo largo de 1.000 años. Durante estos 10 siglos, el castillo de Joux fue constantemente ampliado, remodelado y reforzado para hacer frente a los progresos del arte de la guerra y de la artillería. Desde los señores de Joux hasta el rey de Francia, pasando por los duques de Borgoña y la corona española, el castillo de Joux tuvo ilustres propietarios que lo modelaron según sus necesidades.

Hoy en día, el castillo consta de 5 patios, 2 hectáreas de edificios, 250 habitaciones, 3 fosos y 3 puentes levadizos. Está abierto a los visitantes desde 1954.

Reales Salinas de Arc-et-Senans

Esta antigua fábrica de sal, que data del siglo XVIII, es hoy Patrimonio Mundial de la UNESCO y da testimonio de la arquitectura industrial dedicada a la explotación de la sal.

La Salina Real fue creada a instancias de Luis XV y construida entre 1775 y 1779. Constituye un raro testimonio en la historia de la arquitectura industrial: de hecho, debía ser una ciudad igualitaria ideal, muy moderna para su época, que reunía a la vez edificios de producción y residenciales y los talleres necesarios para la vida del pueblo. Construida en forma de arco, albergaba 11 edificios en total.

Al quedar obsoleta por la aparición de nuevas tecnologías, la Salina Real cerró sus puertas en 1895. Abandonada, saqueada y dañada por un incendio en 1918, el Departamento de Doubs la compró en 1927, salvándola así de la ruina. Hoy en día, las Salinas Reales se reinventan en torno al proyecto Un Cercle, que enriquece el recorrido de 5 hectáreas y cuenta con un patrimonio y una vocación artística excepcionales: se organizan conciertos de prestigio y un festival en el jardín que se renueva cada año.

Museo de las Casas Comunes

El Musée des Maisons Comtoises es un lugar extraordinario y un museo al aire libre para descubrir la riqueza y diversidad del patrimonio rural de Borgoña. A las puertas de los montes del Jura, vivirás una visita única a través de un recorrido envolvente compuesto por 35 auténticos edificios históricos.

Todos los edificios, que datan de entre los siglos XVII y XIX, han sido desmontados, transportados y reconstruidos fielmente en el corazón de un espacio natural preservado de 16 hectáreas. Descubre cómo los habitantes de Haut-Doubs, Haut-Jura, Saônoises Vosges, Jura Bresse, Jura Plateau y Sundgau construyeron sus viviendas con materiales locales para proteger a las personas, los animales y los cultivos del clima impermeable.

Dónde alojarse en Besanzón

Situada cerca de la frontera suiza, Besanzón es una ciudad estudiantil y dinámica con un patrimonio arquitectónico excepcionalmente rico, como la grandiosa ciudadela de Vauban. Sobre la base de este rico paisaje cultural, ha sido consagrada Ciudad de Arte e Historia.

El barrio de Battant

Es uno de los barrios más antiguos de Besanzón: se dice que los primeros habitantes se instalaron aquí en época galo-romana.

Alojándote en este barrio, podrás desplazarte fácilmente a pie para visitar los principales puntos de interés de Besanzón mientras disfrutas del ambiente de la ciudad. Aquí encontrarás numerosas tiendas, bares con terraza y discotecas donde sumergirte en la animación de esta zona.

Si quieres alojarte en el corazón de la historia y el ocio, el barrio de Battant es el lugar ideal para dormir en Besanzón. Barrio turístico por excelencia, no faltan hoteles y alojamientos de todo tipo. Sin embargo, los precios pueden ser un poco más elevados que en el resto de la ciudad.

El barrio de la Grande-rue

Es la calle más concurrida de Besanzón y también una de las más antiguas, ya que por ella circulaban los carros romanos. El antiguo cardo maximus, es una hermosa calle completamente pavimentada, adoquinada y en gran parte peatonal, que ofrece paseos deliciosos y tranquilos. Esta calle, muy frecuentada por los habitantes de Besanzón, está bordeada de casas de piedra caliza azul-gris y ocre.

Elegir la Grand-rue para alojarte en Besanzón te garantiza una estancia perfecta. Encontrarás algunos hoteles en la Grand-rue o cerca de ella, así como muchos B&B. Obviamente, la zona es bastante turística, por lo que los precios siguen siendo bastante elevados.

Buscar
Ofrecemos las mejores tarifas Si encuentra menos, le reembolsaremos la diferencia.
Cancelación gratuita La mayoría de los alojamientos le permiten cancelar sin penalización.
Asistencia telefónica h24 en español Para cualquier problema con el hotel, Booking.com lo resolverá.

Hoteles recomendados en Besanzón

Hotel
ibis Styles Besançon
Besançon - 22 bis Rue de TreyMedidas extra sanitarias
7,9Bien 6.131 opiniones
Reservar
Hotel
ibis Besançon Centre la City
Besançon - 1 avenue Louise MichelMedidas extra sanitarias
7,7Bien 3.050 opiniones
Reservar
Hotel
ibis budget Besançon Centre Gare
Besançon - 5, avenue Maréchal FochMedidas extra sanitarias
7,6Bien 2.354 opiniones
Reservar
Ver todos los alojamientos

Cómo llegar a Besanzón

Situada muy cerca de la frontera con Suiza y Francia, se puede llegar fácilmente a Besanzón por diversos medios.

En avión

Aunque no tiene escala propia, puedes decidir aterrizar en los aeropuertos cercanos a Besanzón:

Una vez que hayas aterrizado, puedes cómodamente alquilar un coche para continuar tu viaje a Besanzón.

En tren

Besanzón tiene dos estaciones de tren: la estación TGV Franche-Comté (en Auxon), conectada por lanzadera TER con el centro de la ciudad en 15 minutos, y la estación Viotte (en el centro).

Las principales conexiones son

El tiempo en Besanzón

¿Qué tiempo hace en Besanzón? A continuación se muestran las temperaturas y el pronóstico del tiempo en Besanzón para los próximos días.

Donde esta Besanzón

Besanzón es la capital de la región francesa de Borgoña-Franco Condado y domina el río Doubs.

Lugar en los alrededores